Archivo del blog

domingo, 6 de septiembre de 2009

Padre Fidel Oñoro

Padre Fidel Oñoro

Releamos el Evangelio con un Padre de la Iglesia "Jesús está presente en la fracción del pan" "Pues bien, hermanos, ¿cuándo se dejó reconocer el Señor? En la fracción del pan. En nosotros no hay ninguna sorpresa: partimos el pan y reconocemos al Señor. (...) Tú, que crees en El, que no llevas en vano el nombre de cristiano; tú, que no entras en la Iglesia por azar; tú, que escuchas la palabra de Dios con temor y esperanza, hallas consuelo en la fracción del pan. La ausencia de Dios no es una ausencia. Ten fe, y Él estará contigo, aunque no lo veas. Estos discípulos durante su conversación con el Señor no tenían fe. No creían que hubiese resucitado y no sabían que podía resucitar. Caminaban, muertos, junto a un viviente; caminaban, muertos, junto a la vida. Junto a ellos caminaba la vida. Pero en sus corazones no había renacido vida alguna. Si tú quieres la vida, imita a los discípulos y reconocerás al Señor. Le ofrecieron su hospitalidad. El Señor parecía decidido a seguir camino, pero lo retuvieron. Cuando llegaron al término de su viaje, le dijeron: ‘Quédate con nosotros, porque es tarde y el día se acaba’. Retened con vosotros al extranjero, si queréis reconocer al Señor. La hospitalidad les devolvió lo que la duda les había quitado. El Señor se manifestó en la fracción del pan. Aprended a buscar al Señor, a poseerlo, a reconocerlo cuando coméis. Instruidos en esta verdad, los fieles entienden el sentido de este texto mejor que aquéllos que no son iniciados".
(San Agustín, Sermón 235,3) Cultivemos la semilla de la Palabra en lo profundo del corazón Este año, que el Papa ha declarado el "Año de la Eucaristía", se inspira en este relato de los discípulos de Emaús. Así nos lo muestra su carta "Quédate con nosotros" ("Mane Nobiscum Domine"), la cual invitamos a leer completa de manera especial en este día en todavía sentimos el dolor de su partida; nuestro mejor homenaje al Papa difunto será seguir leyendo y tomando en serio sus enseñanzas. Contemplemos y adoremos en este día, junto con Juan Pablo II, el misterio de Luz que se revela en la "Fracción del Pan". 1. ¿Qué caracteriza los diversos trechos del camino de los dos discípulos?
2. ¿Cómo va evolucionando la relación de los discípulos y Jesús a lo largo de este evangelio?
3. ¿Qué significado tiene el reconocimiento del Resucitado para el futuro de la vida de los discípulos?
4. ¿Cuál es la historia de mi relación con Jesús? ¿De qué experiencias, esperanzas y desilusiones está caracterizada?
5. ¿Cómo comprendo de nuevo acerca del Misterio de la Eucaristía, en cuanto sacramento del Crucificado-Resucitado, a partir del pasaje de los discípulos de Emaús? P. Fidel Oñoro, cjm
Centro Bíblico del CELAM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada